Precipicio

Tirandome al precipicio me encontraba cada vez que tu me hablabas. Bastaban palabras dulces y unas tiernas miradas.

Me prometias todo, el mar, la Luna y las estrellas que cambiaría todo y se arreglarían los problemas, tantas promesas tan bellas.

Pero volvías a fallar una y otra vez, exactamente como fallaste desde el inicio y mientras tu te quedabas arriba sonriendo, yo caía sola al precipicio.

La verdad no se si me aventaba yo sola o si tu me empujabas, la verdad no se quien se podría conformar con las migajas de amor que me dabas.

Cuando caí al precipicio por un tiempo no supe nada de mi, mi mente estaba vacía sólo tu estabas ahí. Ese precipicio era muy solitario y no había entendimiento sólo había dolor y un muy profundo sentimiento.

Yo eh estado en ese precipicio antes, ahora que lo recuerdo y siempre creo que nunca saldré de ahí y cuando menos pienso un día ya salí. Ese precipicio es muy profundo, y encuentras muchas cosas que no quieres ver, y te conviertes en personas que No quieres ser, cada vez que caigo a este precipicio es como un nuevo comienzo, es la forma de darme cuenta que ya fue suficiente,  que ya paso tu tiempo.

No es la primera vez que caigo aquí, ni la última tampoco pero siempre se subir despacito poco a poco.

Hoy duele como nunca estar en este lugar pero el precipicio es el primer paso para empezar a superar. No me gusta mucho estar aqui pero muy seguido vengo, cuando estoy aquí aprovechó para agradecer todo lo que si tengo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s